Blog

DE OPORTO A LA LÍNEA FERREA DE DUERO: LA ADMIRABLE ESTACIÓN DE TRENES DE S. BENTO

volver

SEPA MÁS SOBRE LA ESTACIÓN DE TRENES DE S. BENTO: UNA DE LAS MÁS HERMOSAS ESTACIONES FERROCARRIL DEL MUNDO.

La ciudad de Oporto tiene tantos atractivos que muchos viajeros ni siquiera van más lejos. Sin embargo, subir el Duero es como descubrir un mundo encantado de viñedos en pendientes empinadas y de prósperas bodegas. Piérdete en los encantos del preciosísimo Valle del Duero desde uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad de Oporto – la Estación de trenes de São Bento -, considerada una de las más bellas estaciones de tren del Mundo. 

 

Muchas de las estaciones de trenes portuguesas no son solamente sitios de salida o de llegada de pasajeros…son espacios que se han convertido en verdaderos iconos de arte y que reflecten, en sus paredes, un poco de historia y de las tradiciones de Portugal. La Estación de São Bento es uno de los ejemplos.

Ubicada en el corazón de la ciudad de Oporto, en la Plaza Almeida Garret – junto a la Avenida dos Aliados -, la Estación de trenes de São Bento fue considerada una de las más hermosas estaciones de trenes del Mundo y es un excelente sitio para empezar un programa de Crucero por el Duero. 

El programa Experiencias por el Duero y el Crucero Oporto-Régua-Oporto (Descenso) tienen su inicio en el hall principal de la Estación de trenes de São Bento y son la mejor forma de disfrutar de los encantos de esta magnífica estación antes de empezar el viaje por la escénica de la Línea férrea de Duero.

¡Reserva ya tu crucero y embárcate en esta aventura! ¡Todos a bordo!

 

La leyenda de la última monja

Poca gente sabe la leyenda del fantasma de la estación de tren de São Bento. Un fantasma afable y discreto, pero terco durante su vida, y que, cuenta la leyenda, aún recorre los pasillos de la estación en las horas de menos movimiento. Volvamos un poco atrás en em tiempo…

 

La Estación de trenes de São Bento fue construida en el lugar donde existió, en el pasado, el convento benedictino de São Bento de Avé Maria. Este convento era bastante selectivo y sólo aceptaba mujeres con determinada condición social, sobre todo nobles.

1.	SEPA MÁS SOBRE LA LEYENDA DEL FANTASMA DE LA ESTACIÓN DE TRENES DE SÃO BENTO. 1. SEPA MÁS SOBRE LA LEYENDA DEL FANTASMA DE LA ESTACIÓN DE TRENES DE SÃO BENTO.
LA ESTACIÓN DE TRENES DE S. BENTO FUE CONSTRUIDA DONDE EXISTIÓ UN ANITGUO CONVENTO BENEDICTINO. LA ESTACIÓN DE TRENES DE S. BENTO FUE CONSTRUIDA DONDE EXISTIÓ UN ANITGUO CONVENTO BENEDICTINO.

 

En 1834 fue decretada la extinción de las órdenes religiosas en Portugal, por Joaquim António de Aguiar, más conocido como “mata frades” (persona que mata frailes). Ese famoso decreto obligaba a la extinción inmediata de las ordenes masculinas (y el confisco de sus propiedades) y además a la extinción de los conventos después de la muerte de la última monja que viviese ahí. Sin embargo, la última abadesa del Convento de Avé Maria “sólo” murió en 1892 (más de 58 años después de la extinción de las órdenes religiosas), el que ha significado una larga espera hacia la construcción de la estación de trenes de São Bento ¿No? Se ha empezado de inmediato la demolición del convento. ¡Mientras tanto, al largo de los años, subsistieran historias y relatos de que, hace ciertos momentos, aún es posible oír las oraciones de la última abadesa resonando por los pasillos de la estación! ¿Increíble, verdad?

 

Una historia intranquila

La línea férrea fue inaugurada en 1896, pero cuando llegó ahí el primer tren aún no había estación. Las obras de la estación actual sólo empezaran en 1900 y son de la autoría del famoso arquitecto Marques Silva, que se ha diplomado en Oporto y en Paris. El edificio fue inaugurado en 5 de octubre de 1916, en la presencia de una eufórica multitud. ¡Sin embargo, sólo en el día de la inauguración, el arquitecto se dio cuenta que se había olvidado de incluir en su proyecto una sala de espera para los pasajeros y una taquilla!

 

Estación de trenes de São Bento: un espacio de arte, religión y urbanismo

Aparte de lo que fue olvidado, el edificio entonces inaugurado sorprendió por su belleza. Si por un lado el andén férreo es una obra maestra de arquitectura de hierro y nos acuerda la arquitectura parisiense del siglo XIX, por otro lado, su interior es de quedarse sin aliento. El hall principal (donde estaba el claustro del extinto convento), las paredes están cubiertas por 20.000 azulejos pintados, de la autoría de Jorge Colaço, con escenarios de la Historia de Portugal y también de la vida diaria y costumbres de las gentes del Norte.

En cuanto miramos estos paineles monumentales casi somos trasladados para su realidad y, fijando el lado derecho, es como ver, la entrada de D. João I en la ciudad para celebrar su matrimonio con D. Filipa de Lencastre en la Sé Catedral, en 1387, esto que sería el único matrimonio real que ocurrió en Oporto.

PRESENTACIÓN DE EGAS MONIZ CON SUS HIJOS AL REY ALFONSO VII DE LEÓN Y CASTILLA (SIGLO XII). PRESENTACIÓN DE EGAS MONIZ CON SUS HIJOS AL REY ALFONSO VII DE LEÓN Y CASTILLA (SIGLO XII).
1.	ENTRADA DE D. JOÃO I Y DE D. FILIPA DE LENCASTRE EN OPORTO, PARA EL MATRIMONIO REAL (SIGLO XIV). 1. ENTRADA DE D. JOÃO I Y DE D. FILIPA DE LENCASTRE EN OPORTO, PARA EL MATRIMONIO REAL (SIGLO XIV).

Al lado izquierdo, podemos contemplar el Torneo de Arcos de Valdevez y la presentación de Egas Moniz su mujer e hijos al rey de León (dos episodios históricos del siglo XII).

 

En un colorido friso alrededor de la estación se muestra el desarrollo de los transportes que termina por supuesto con la aparición del ferrocarril. Es también posible mirar algunos escenarios de la vida rural, como las vendímias en el Duero, el trabajo en una aceña y el transporte de vino de Oporto en un barco rabelo. La romería de Nossa Senhora dos Remédios, en Lamego, y la romería de S. Torcato, en Guimarães, también están representadas.

 

De Oporto para la escénica Línea férrea de Duero

Actualmente, en la estación recorren los trenes urbanos de Oporto: la línea de Aveiro, la línea de Minho (con destino a las magníficas ciudades de Braga y Guimarães) y la línea del Duero, que recorre la ruta turística entre Oporto y Pocinho. La línea férrea del Duero acompaña la subida del río y permite apreciar los extraordinarios paisajes ofrecidas por las pendientes vinateras sobre el Duero. De entre túneles, montes y escenarios a la orilla del río, la línea férrea del Duero es muy recomendada a los viajeros y proporciona uno de los más famosos viajes de tren en Portugal.

VIAJE EN EL TIEMPO POR LA LÍNEA FÉRREA DEL DUERO. VIAJE EN EL TIEMPO POR LA LÍNEA FÉRREA DEL DUERO.
LA LÍNEA FÉRREA DEL DUERO ACOMPAÑA LA SUBIDA DEL RÍO Y PERMITE APRECIAR LOS PAISAJES UNICOS. LA LÍNEA FÉRREA DEL DUERO ACOMPAÑA LA SUBIDA DEL RÍO Y PERMITE APRECIAR LOS PAISAJES UNICOS.

Antes que te embarques, aprecia el arte y la historia que te ofrecen los azulejos del hall de la Estación de trenes de São Bento. ¡Al final, pesar el ruidoso ajetreo de los pasajeros, de los trenes y de los avisos, experimenta escuchar también los cánticos religiosos de las monjas que os desean, ciertamente, un buen viaje! 

 

¡Atención! Al navegar y continuar en nuestro Sitio Web estará consintiendo el uso de las Cookies para una mejor experiencia del usuario.
Conozca nuestras Políticas de Privacidad y Cookies aqui