Los Seis Puentes sobre el Río Duero

Blog

Los Seis Puentes sobre el Río Duero

volver

Descubra los encantadores puentes que forman la atracción turística más popular del río Duero.

Sin duda, el Crucero de los Puentes en el Duero es uno de los paquetes turísticos más populares de Oporto. Podemos afirmar sin ninguna duda que no hay turista en Oporto que no realice este hermoso crucero.

De hecho, muchos afirman que es en el río desde donde se tiene la vista más hermosa de la ciudad. No podemos asegurar que sea realmente la vista más bonita, pero un paseo por las orillas de Oporto y Vila Nova de Gaia es una experiencia única que no querrá perderse.

En este hermoso paseo en barco, quedará deslumbrado por los seis magníficos puentes que cruzan el río Duero. Con historias y hechos peculiares, son hermosos y mundialmente famosos. ¡Conozca, así, las maravillosas estructuras que conectan (o han conectado) las dos orillas del río Duero!

 

Un poco de Historia de los Puentes sobre el Duero

En el pasado, la travesía entre las orillas de Oporto y Vila Nova de Gaia se hacía con barcos, balsas o barcazas. Sin embargo, era necesario un paso permanente entre las dos orillas del Duero para el movimiento de personas y mercancías. Así nació el Puente das Barcas en 1806. Este puente estaba formado por 20 barcazas unidas por cables de acero y podía abrirse para permitir el paso del tráfico fluvial.

Sin embargo, el tráfico aumentó rápidamente y fue necesario construir un nuevo puente. Así, en 1843, se construyó el famoso Puente Pênsil. Este puente colgante sólo fue retirado del servicio tras la inauguración en 1886 del Puente D. Luís I, situado justo a su lado, que es hoy el puente más antiguo de la ciudad de Oporto que sigue en activo.

D. Luís I (o D. Luiz I, por su nombre real) es el puente más emblemático de Oporto y uno de los más famosos de Portugal. De estructura metálica y dos tableros, fue construido entre 1881 y 1888 (año en que se terminó el segundo tablero) y diseñado por Teófilo Seyrig, uno de los discípulos de Gustave Eiffel. El arco de hierro de este puente está considerado el mayor arco de hierro forjado del mundo.

Pero cuando cruzamos el río Duero a bordo de un fantástico crucero, nos damos cuenta de que el puente D. Luís no es el más antiguo de la ciudad. El Puente Maria Pia, construido entre 1876 y 1877 por la empresa de Gustave Eiffel, fue el primer puente ferroviario que unió las dos orillas del Duero. Dotado de una sola vía -lo que significaba que sólo debía pasar un tren a la vez, a una velocidad no superior a 20 km/h y con cargas muy limitadas-, en el último cuarto del siglo XX quedó claro que este puente ya no respondía satisfactoriamente a las necesidades. La magnificencia de este puente aún puede verse, pero ahora está fuera de servicio.

Para ser más eficaz a las conexiones ferroviarias, se construyó entonces el Puente de São João. Proyectado por Edgar Cardoso, su construcción se inició en 1984 y no se inauguró hasta 1991, tras sucesivos adelantos en su terminación y un desfase financiero justificado por su elevada complejidad técnica. A diferencia de la mayoría de los puentes, éste no es arqueado, sino un pórtico múltiple continuo con columnas verticales y tres vanos. Aunque, en su momento, algunos expertos consideraron un poco prematura su inauguración, esta infraestructura ferroviaria sigue transportando la Línea Norte sobre el río Duero. 

Además del Puente de São João (ferrocarril) y del Puente D. Luís I (carretera y Metro de Oporto), otros tres puentes activos conectan actualmente las dos orillas del Duero. El Puente de Arrábida se inauguró en 1963 y fue diseñado por Edgar Cardoso. En el momento de su construcción, tenía el arco de hormigón armado más largo del mundo. Con 270 m de luz, alcanza los 70 m sobre el nivel medio del agua. A pesar de la posterior construcción del Ponte do Freixo, el Puente de Arrábida sigue siendo el principal enlace entre la ciudad de Oporto y la orilla sur del Duero.

De los puentes que unen Oporto a Vila Nova de Gaia, el Puente do Freixo es el que se encuentra más arriba en el río. Fue construido en un intento de minimizar la congestión de tráfico experimentada en los puentes de Arrábida y D. Luís I, especialmente notable desde finales de la década de 1980. Diseñado por el profesor António Reis, fue inaugurado en 1995, y presenta algunas características interesantes: se trata, de hecho, de dos puentes construidos uno al lado del otro, a 10 cm de distancia el uno del otro. Actualmente tiene ocho carriles y está destinado exclusivamente al tráfico rodado.

Por último, el Puente del Infante es el puente más reciente que une las dos orillas del río Duero. Llamado así en honor del Infante D. Henrique, se construyó para sustituir el piso superior del Puente D. Luís I, reconvertido para el uso del Metro de Oporto. Construido en pleno centro histórico, conecta el pintoresco Bairro das Fontaínhas con la famosa Serra do Pilar (desde donde se disfruta de una de las vistas más hermosas de Oporto). Inaugurado en 2003 y diseñado por Adão da Fonseca, este puente de gran altura está considerado por muchos especialistas de todo el mundo como uno de los puentes más esbeltos de su clase.

 

La mejor forma de descubrir el río Duero

Ahora que ya conoce los seis puentes del río Duero, visítelos. En nuestro Crucero de los Puentes, cruzará 5 puentes increíbles (Arrábida, D. Luís I, Maria Pia, São João, Infante) y observará el Puente del Freixo (como el cauce del río se estrecha en esta zona, no sería posible que los barcos cruzaran el puente y regresaran en 50 minutos). 

Esta excursión se realiza en el Barco Rabelo, para disfrutar al máximo de una experiencia típica. Además, será acompañado por nuestro Guía, para obtener más información sobre los puentes, las riberas y los monumentos emblemáticos que se pueden vislumbrar desde el río Duero.

¡Disfrute de la belleza de la ciudad Invicta a bordo de nuestros cruceros!

¡Atención! Al navegar y continuar en nuestro Sitio Web estará consintiendo el uso de las Cookies para una mejor experiencia del usuario.
Conozca nuestras Políticas de Privacidad y Cookies aqui